Qué es una línea de descuento

Estas en: > Artículos

Muchos autónomos y pequeños negocios no saben todavía qué es una línea de descuento, dado que muchas veces no tienen una solución financiera para sus problemas de liquidez derivado del plazo de cobro de sus créditos comerciales. Las líneas de descuento son una operación de crédito por la que un banco, caja, o empresa de financiación anticipa el importe dinerario de un crédito comercial no vencido que tenga una empresa con un tercero, normalmente un cliente. Este tipo de operaciones financieras tienen su motivación a que la mayoría de las operaciones comerciales no son al contado, el pago no se realiza a la vez que la transacción, es decir que el pago está aplazado a una fecha futura denominada vencimiento. Con la línea de descuento se ahorra tiempo y dinero, porque en vez de formalizar una operación por cada operación de descuento de pagarés, con la línea de descuento se autoriza un riesgo de crédito máximo para anticipar los créditos comerciales de una empresa o autónomo. Así todas las operaciones de descuento de papel comercial están vinculadas a la línea de descuento. Para poder formalizar este tipo de operaciones financieras los requisitos son parecidos para ser titular de una línea de crédito, es decir que es suficiente con ser un empresario individual persona física o una empresa con la forma de persona jurídica, y que en ambos casos tenga capacidad suficiente para contratar. A la hora de abrir una línea de descuento y al igual que pasa con las de crédito, el documento que recoge todas las condiciones es la póliza de descuento que recoge los derechos y obligaciones así como otras condiciones de operación de descuento de pagarés.

Qué es una línea de descuento

Líneas de descuento: tipos de pagarés para el descuento comercial.

Los efectos o pagarés a la orden:

Son aquellos efectos que se pueden descontar, es decir anticipar su pago, son endosables, es decir que se pueden transmitir a un tercero, y por último que tienen timbre, es decir que su emisión obliga liquidar el impuesto de actos jurídicos documentados.

Los efectos o pagarés no a la orden:

Son aquellos efectos que incluyen créditos comerciales que no se pueden descontar. Pero sí que permiten ser cedidos a una entidad financiera para que ésta adelante el cobro respecto de la fecha de vencimiento. En este caso su emisión no implica pagar impuestos en formas de timbre por el impuesto de actos jurídicos documentados.

Cómo funciona una línea de descuento.

La gran ventaja de las líneas de descuento de pagarés es que son operaciones financieras que no tienen un plazo máximo ni mínimo, aunque lo más normal es el descuento de papel comercial con plazo no superior a 18 ó 24 meses. Al ser operaciones financieras basadas en operaciones comerciales, su plazo máximo suele ser de un año. En las líneas de descuento se realiza un análisis de solvencia y riesgos del titular de la línea así como de los principales clientes que van a generar los créditos comerciales documentados en pagarés que se van a descontar. La entidad financiera se encarga de anticipar el importe del crédito respecto de la fecha de vencimiento, a cambio de intereses y comisiones. Y cuando el título valor haya vencido, además se encargará de gestionar el pago directamente con el deudor, es decir normalmente el cliente. Y en el caso de que éste no proceda a la liquidación de la deuda, la entidad financiera reclamará al titular de la línea de descuento el importe anticipado más los gastos producidos por impago.

Normalmente las operaciones de anticipo de pagarés en líneas de descuento son rápidas, al haberse realizado un estudio previo por parte de la entidad financiera, pero el la operación de descuento puede resultar denegada por las siguientes razones:

  • Si se sobrepasa el límite máximo de la línea: la empresa tendrá que esperar a que el banco compense los títulos valor, pagarés o letras, anteriores y así la línea vuelva a tener dinero disponible para anticipar créditos comerciales.
  • Si el librado (el cliente de la empresa) está incluido en un registro de morosos: normalmente una incidencia en el RAI, registro de acciones impagadas, la entidad financiera puede denegar el descuento de pagarés por el alto riesgo que supondría.
  • Si hay sospecha de que la operación de descuento es de dudosa legalidad: por evasión de impuestos, papel pelota al no estar basada en una operación comercial real, etc.
  • Por decisión de la política de riesgos de la entidad financiera: el banco o similar, tiene la última palabra según la política de la entidad en cada momento.

Todas las condiciones que regirán la línea de descuento de forma contractual se establecen con una póliza de descuento, en la que entre otras cosas se establece el importe límite hasta el que se puede descontar pagarés. Es decir que la entidad financiera asumirá un riesgo máximo, y si el importe llega al límite de la línea no se podrá descontar más papel, habrá que esperar al vencimiento de los efectos descontados para poder descontar nuevas remesas al descuento.

Históricamente el título valor que más se descontaba era la letra de cambio pero hoy en día es el pagaré el título cambiario más utilizado, aunque existen otros documentos no cambiarios, como por ejemplo los recibos o al anticipo de facturas a través del factoring. Sea cual sea el documento que justifique el descuento, es fundamental guardar una copia del documento para poder acreditar, en caso de impago o similar, que se ha sido entregado por el deudor o cedido a un tercero.

Ventajas y desventajas de las líneas de descuento de pagarés.

Existen diferentes motivos que justifican por qué tener una línea de descuento es una solución financiera eficaz para empresas y autónomos de cualquier sector. Veamos cuáles so:

  • En cuanto a las ventajas tenemos las siguientes:
    • Es una fórmula de financiación fácil y rápida.
    • Su formalización se realiza mediante póliza mercantil.
    • Para el descuento de pagarés se puede realizar a través de una remesa, es decir se agrupan los pagarés para conseguir que el banco anticipe el dinero de todos ellos. Por lo que la entidad financiera o el banco, abona la cantidad nominal de los efectos descontados netos de los los intereses y gastos que devenga la operación. Por lo que en la cuenta bancaria aparecerá un único apunte por el importe neto de la remesa de pagarés.
    • Es una solución financiera relativamente barata dado que los tipos de interés son más bajos que en otras formas de financiación, incluso frente a operaciones puntuales de descuento de pagarés y letras de cambio. Porque además permite descargar a la empresa de gestiones y trámites administrativos, porque la entidad financiera se encarga del cobro de cada pagaré en su fecha de vencimiento.
  • En cuanto a las desventajas tenemos las siguientes:
    • Es una fórmula de financiación menos barata que otras fórmulas porque implica unos gastos de estudio bastante elevados así como elevadas comisiones derivadas del descuento de cada pagaré. Por lo que en términos de TAE, tasa anual equivalente, puede ser un tipo de financiación cara. Sobre todo si el librador del pagaré no paga, puesto que el banco o entidad financiera nos reclamará el importe del pagaré impagado más los gastos y comisiones derivados. Y es que al final todas las operaciones de descuento están condicionadas a su buen fin.
    • A pesar de tener una línea de descuento disponible, eso no quiere decir que todos los pagarés o letras de cambio vayan a ser descontadas por la entidad financiera. Dado que todo depende del riesgo individual de cada pagaré.
    • Derivado de lo anterior, las empresas que realizan descuento de pagarés, da igual que sea mediante una línea o de forma individual, es difícil hacer previsiones de tesorería. Dado el riesgo de impago del librador, que obligaría a devolver el importe anticipado más los intereses y gastos correspondientes. Además de no saber si podremos hacer líquidos antes de su vencimiento los créditos comerciales documentados en pagarés o letras de cambio, porque dependerá de su aceptación previa por parte de la entidad financiera.

Buscar Pagarés sin límites