Descuento de pagarés en Valencia

Estas en: > Artículos

La financiación mediante el descuento de pagarés en Valencia es algo muy habitual entre las empresas valencianas. Los motivos son varios:

  • Valencia y otras ciudades próximas vivieron una época dorada durante el boom inmobiliario lo que favoreció el crecimiento del sector de la construcción. Siendo los pagarés una forma de pago habitual en dicho sector. Lo que favoreció la actividad financiera asociada al descuento de pagarés en Valencia.
  • Siendo Valencia es una de las ciudades más importantes a nivel nacional, su actividad comercial e industrial es elevada. Favoreciendo las fuentes de financiación propias de la operativa comercial, como lo es el descuento de pagarés.
  • Buena parte de las empresas de Valencia son autónomos y pequeños negocios. El de empresas que encuentra más dificultades para financiarse como las grandes empresas y muy a largo plazo. Estas empresas no tienen grandes cifras de capital, ni pueden emitir obligaciones en los mercados, acceder a la bolsa, etc como hacen las grandes empresas.

El descuento de pagarés es una fuente de financiación basada en las operaciones comerciales, es decir de los clientes. Por eso es tan habitual que muchas empresas, en especial las más pequeñas, recurran habitualmente al descuento de pagarés.

Porque aunque existen fuentes de financiación similares para hacer líquidos los créditos comerciales, no son tan usadas. Y ese es el caso del factoring, que al igual que el descuento de pagarés transforma los créditos comerciales en dinero efectivo. La principal diferencia del descuento de pagarés con el factoring, es que éste último se basa en el uso de factura en vez de en efectos.

descuento pagarés en Valencia

Aunque en ambos casos lo que soporta la operación de financiación son la actividad comercial de la empresa, es decir las ventas y las facturas correspondientes emitidas a clientes. Pero a pesar de esas semejanzas el descuento de pagarés es más utilizado en Valencia y en toda España, principalmente porque es una forma de generar liquidez que las pequeñas empresas conocen mucho mejor, y a la cual suelen tener más fácil acceso.

Y el motivo se debe a que el descuento de pagarés a que es una fuente de financiación utilizada por la banca tradicional, y como cualquier empresa tiene abierta una o varias cuentas en diferentes entidades hace que el descuento de pagarés se utilice mucho más que el factoring. Además éste, suele ser una forma de financiación propia de unas pocas entidades financieras especializadas, lo que hace que en ciertas zonas sea muy difícil acceder a su utilización.

Aunque ese no es el caso de Valencia, pero como decíamos el descuento de pagarés está muchísimo más extendido. Lo importante es que ambos instrumentos de financiación buscan mejorar la liquidez de las empresas, al hacer efectivos sus créditos comerciales. Sin tener que esperar a la fecha de vencimiento de la factura o del pagaré según el instrumento que se use. Aunque al fin y al cabo dicho instrumento se base en una operación comercial fruto de la actividad habitual de la empresa o negocio.

Siendo el descuento de pagarés una solución financiera mucho más tradicional, y por lo tanto más conocida y extendida en Valencia. Otra de las semejanzas de ambas fórmulas de financiación es su forma de calcular los intereses, es decir la compensación que recibe la entidad financiera por anticipar el importe del crédito, sea un pagaré o factura, respecto de su fecha de vencimiento. Nos referimos al cálculo del interés simple, que matemáticamente se usa para calcular intereses a plazos menores al año.

Desgraciadamente la crisis financiera ha limitado mucho la operativa de descuento de pagarés en Valencia, al igual que lo que ha pasado en otras ciudades. Pero en el caso de Valencia la situación es peor por su menor diversidad de entidades financieras respecto de otras ciudades de similar importancia en España. La pérdida de la CAM, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, como entidad estrella de la zona del levante.

Ha limitado mucho la operativa de descuento de pagarés, al igual que con el desaparecido Banco de Valencia. La falta de control de riesgos en estas entidades del levante, no sólo ha provocado su caída con la crisis financiera. Sino que ha vuelto más cautos a los bancos que han absorbido su cartera de créditos y por lo tanto les han sustituido como entidad financiera predominante en la zona de Valencia.

Desgraciadamente ya no existen caja de ahorro, que además de usar los beneficios para obra social permitían financiar y por lo tanto impulsar la actividad económica y empresarial de sus zonas naturales de influencia y origen. La reestructuración bancaria y el final de las cajas de ahorro, tiene como consecuencia que el descuento de pagarés en Valencia sea cada vez más caro y difícil.

Puesto que las entidades financieras que operan en la zona, quieren evitar errores del pasado y además tienen otras zonas donde cuentan con menos implantación y más oportunidades de generar negocio vía financiación del circulante de pequeñas empresas y autónomos.


Buscar Pagarés sin límites