Cómo descontar pagarés

Estas en: > Artículos

Descontar pagarés es la fuente de financiación más utilizada por las pequeñas empresas y autónomos. Que a diferencia de las grandes empresas no disponen de mecanismos de financiación complejos como financiación a largo plazo vía emisión de obligaciones, o los préstamos sindicados cuando varios grupos actúan de prestatarios, por no hablar de la emisión de acciones representativas del capital de la empresa o de deuda en forma de bonos y obligaciones, vía mercados primarios y secundarios.

Cómo descontar pagarés

¿Qué es descontar un pagaré?

Descontar pagarés ha sido también una fórmula para obtener liquidez muy utilizada por razón de sector o actividad económica. La industria para pagar a sus proveedores o el sector inmobiliario y de la construcción para sus contratistas y subcontratistas, han recurrido a la emisión de pagarés que en algunos casos, no muy habituales pero sí dados al trabajar con empresas grandes, superan el año para el plazo de vencimiento.

El boom inmobiliario que ha vivido en numerosas ocasiones España, en especial el último, multiplicó el uso del pagaré como una forma de pago y por lo tanto generó mucha actividad financiera para descontar pagarés. Se multiplicaron las líneas de descuento de pagarés entre contratistas, proveedores y subcontratistas, dado que trabajaban para promotoras inmobiliarias, y por lo tanto no tenían tamaño para obtener financiación mediante otras fuentes de financiación. Por lo que era habitual que sus fuentes de financiación se limitaran a descontar pagarés puesto que sus clientes pagaban con pagarés y cuando el sector estaba en crecimiento las promotoras inmobiliarias eran solventes y por lo tanto sus pagarés eran papel de calidad para descontar.

La solvencia al descontar pagarés

Y es precisamente la solvencia del emisor del papel comercial, es decir aquél que tiene como origen operaciones comerciales reales y no el mero pago de deudas, es uno de los factores claves al descontar pagarés. Porque la entidad financiera que realiza el descuento realiza un estudio de solvencia del emisor antes de hacerlo efectivo. Para evitar demoras en el plazo de estudio lo habitual es que ese estudio se realice de una sola vez para proceder a la apertura de las denominadas líneas de descuento, que además permiten ahorrar gastos y facilitan la operativa, puesto que una vez aprobada la empresa puede ir descontando pagarés con el importe máximo fijado por la entidad financiera.

Según vencen los pagarés descontados, el banco, titular del derecho tras descontar los pagarés, los presentará a su cobro y en caso de ser aceptados por el emisor pasarán a reducir el importe dispuesto, que nunca debe de superar el límite concedido.

Pero ¿qué es descontar un pagaré?. Al fin y al cabo es operación financiera semejante a otras operaciones de crédito. De hecho es un préstamo, por el cual una entidad financiera presta un importe a cambio de una garantía. En este caso es el pagaré, que nace de una operación comercial entre empresas.

Y decimos préstamo porque el dinero prestado se recibe de una vez y de forma anticipada, a diferencia de lo que ocurre con el crédito que se puede disponer total o parcialmente durante toda la vida de la operación y siempre con el máximo del límite fijado. Disposiciones parciales según las necesidades financieras que tenga la empresa. En ese aspecto una línea para descontar pagarés coincide con la línea de crédito.

Por eso si no sabes qué es descontar un pagaré debes de saber que a diferencia del préstamo, no se recibe el nominal del pagaré. Es decir el importe total del pagaré, que coincidirá con el total factura de la operación comercial a liquidar. Porque al descontar un pagaré la entidad financiera nos paga el nominal menos los intereses. Estos intereses dependen, además del tipo de interés o precio del dinero que fije la entidad financiera, del plazo que hay entre la fecha de descuento y la fecha de vencimiento del pagaré.

Y dado que el vencimiento de los pagarés normalmente es inferior a doce meses, salvo grandes constructoras que pueden fijar plazos superiores, en el cálculo de intereses se usa la fórmula del interés simple. Además de los intereses las entidades financieras también suelen cargar otros gastos como por ejemplo comisiones o los ya mencionados gastos de estudio.

Otra de las dudas típicas sobre qué es descontar un pagaré, es el hecho de que el pagaré tiene un emisor, que al fin y al cabo es el que debe de afrontar la deuda en base a su compromiso de pago fruto de una operación comercial con la empresa que va a descontar pagarés.

Analizando la solvencia de los pagarés

La entidad financiera que va descontar esos pagarés analiza la solvencia de la empresa del emisor en base al sector en el que opera y su actividad, así como según su situación económico financiera en base a cuentas anuales e impuestos.

Y sobre todo por su ausencia de incidencias dentro del famoso Registro de Aceptaciones Impagadas RAI. Pero no sólo se analiza al emisor, también al que ha recibido el dinero con el objetivo de evitar fraudes al descontar pagarés. Comprobando si existe algún tipo de vinculación entre la ambas empresas.


Buscar Pagarés sin límites