Cómo rellenar un pagaré

Estas en: > Artículos

Los pagarés son un buen medio muy común en el tráfico mercantil, que sirve para satisfacer con una obligación de pago, puesto que es un título valor que permite que una persona física o jurídica se comprometa a cumplir en una fecha futura con el pago de una cantidad específica de dinero.

Cómo rellenar un pagaré
Este título valor es un documento por el que el emisor se obliga a pagar en un lugar y fecha determinada al deudor, cancelando la deuda reflejada en el documento. Es por esto que el pagaré, como título valor que es, parece mucho al cheque. Pero la diferencia principal es que en el pagaré no se puede cobrar hasta la fecha de vencimiento establecida. Por ese motivo el pagaré es un medio de pago muy usado por empresas de cualquier tamaño y sector, ya que les permite obligarse con el proveedor a que cancelará la deuda con el pago en plazo de tiempo, vencimiento, concreto en vez de hacerlo de inmediato, es decir a la vista, si su tesorería no lo permite.

Pero para poder aprovechar todas ventajas que ofrece el pagaré, es fundamental saber cómo rellenar un pagaré de forma correcta. Porque a diferencia de los pagarés, los cheques pueden ser formalizados por cualquier emisor por ejemplo al llenar un modelo de pagaré en papel impreso de papelería pero que también debe cumplir los requisitos necesarios, es lo denominado cheque no bancario. Sin embargo si el cheque es emitido por un banco o caja, es decir por una entidad financiera a través de un talonario impreso denominado cheque bancario. Sin embargo en el caso de los pagarés, es un título valor que debe de reflejar claramente el término “Pagaré”. Además otro requisito imprescindible en este tipo de título valor es indicar la fecha de vencimiento. Por eso a la hora de cómo rellenar un pagaré paso a paso, es fundamental tener en cuenta esos requisitos para la validez de un pagaré. Pero además de esos requisitos el pagaré debe de incluir los datos siguientes: tipo de moneda de pago (actualmente el euro o una divisa que pueda ser convertible), la entidad financiera (es decir el banco o caja) que será el lugar donde se va a pagar el pagaré a fecha de vencimiento, y el número de cuenta en el que se va a realizar el cargo del pago. En el pagaré es fundamental que se redacte en el mismo idioma. Otro aspecto fundamental al completar el pagaré es indicar la fecha de emisión del mismo (día, mes y año), junto con el lugar donde se emite el título valor. Siendo estos datos los que se suelen incluir en el espacio reservado para ello en la parte inferior derecha del pagaré. Precisamente debajo del espacio destinado para el lugar de fecha y emisión el pagaré tiene destinado un espacio para la firma y antefirma del emisor del pagaré. En otras palabras, ahí se establece la razón social de la empresa, en el caso de ser una sociedad, y la firma del administrador o apoderado de la empresa que tenga los poderes suficientes para poder emitir el título valor.

Por otro lado en la parte superior derecha del pagaré hay un espacio en el que se establece el vencimiento y que refleja la fecha de pago del pagaré en el futuro. Es muy importante de que la fecha es real es decir que el día se corresponda con el mes, y que por ejemplo no se ponga como fecha de vencimiento un 31 de abril, porque si no el pagaré no tendrá validez. Otro de los aspectos importantes cuando se completa un pagaré es la razón social de la empresa que se fija como beneficiario del pagaré.

Unos de los tipos de pagarés son aquellos que son truncables, es decir aquellos títulos valores que serán cobrados exactamente desde la misma oficina desde la que se emite el título valor. Mientras que si el pagaré incluye la cláusula “a la orden”, esto quiere decir que el pagaré será endosable a terceras personas y por lo tanto podrán adquirir la capacidad de cobrar el pagaré. Sin embargo en este caso los pagarés a la orden tendrán que tributar en  Actos Jurídicos Documentados, mediante el timbrado. Mientra que si se trata de un pagaré “no a la orden” el título valor se podrá transmitir mediante una cesión de crédito bancario por lo que el pagaré no es endosable a terceros. Otro tipo de pagaré es el cruzado, que tienen cruzadas dos líneas paralelas en medio del documento en su anverso. Estos pagarés sólo pueden ser cobrados por el legítimo tenedor mediante el abono en cuenta, es decir que el pagaré no podrá pagarse en efectivo. Existen dos tipos de pagaré cruzado: los denominados especiales, que se menciona la entidad financiera, y los pagarés cruzados generales, en los cuales que no se establece la entidad financiera por lo que se puede abonar en cualquier entidad financiera.

Los pagarés pueden ser emitidos por entidades financieras, de ahí que a la hora de cómo rellenar un pagaré paso a paso haya que tener en cuenta si es un pagaré bancario. Porque estos suelen establecer como domicilio de pago la cuenta corriente del banco.

Por otro lado hay pagarés que a la hora de rellenar los mismos establecen un vencimiento variable en función de la fecha de emisión del pagaré. Para ello hay que fijar un plazo temporal que sumado a la fecha de vencimiento permite establecer la fecha de vencimiento. Aunque también hay pagarés sin fecha de vencimiento, que son aquellos título valor que tiene como vencimiento el mismo día en que se cobra. Mientras que la mayoría de los pagarés se completan con una fecha de vencimiento a día fijo.

A la hora de cómo rellenar un pagaré también hay que tener en cuenta el tipo de cobro, porque si se quiere limitar el cobro como en el caso de los pagarés cruzados, entonces habrá que cruzarlo con dos líneas paralelas para evitar su pago en efectivo.


Buscar Pagarés sin límites