Como endosar un pagaré

Estas en: > Artículos

Endosar un pagaré no es algo tan habitual como el descuento, que supone una fuente de financiación fundamental para las empresas en especial las más pequeñas. El pagaré es una forma de pago muy habitual en ciertos sectores como el de la construcción. Muchos bancos y entidades financieras crecieron al calor de los pagarés del sector inmobiliario, que acababan en manos de subcontratistas y proveedores.

Un pagaré es un título valor que representa un derecho de crédito y que por lo tanto al ser un documento es transmisible. Y esa acción de ceder el pagaré a un tercero que no era el poseedor inicial, es lo que se denomina endosar.

Por lo tanto, y como consecuencia de lo anterior, para endosar un pagaré lo primero es estar en posesión de dicho título valor. Y ello tiene como origen el tráfico mercantil. Es decir las operaciones comerciales fruto de la actividad empresarial, no sólo de compra – venta de productos sino también de prestación de servicios. Por lo tanto el pagaré es una forma de cobro para una empresa y un medio de pago de su cliente.

Ventaja de endosar un pagaré

como endosar un pagaré

Con la ventaja de que el pagaré permite aplazar los pagos fijando una fecha de vencimiento futuro, a diferenciar del cheque que es pagadero desde el momento en que se emite, facilitando mucho la gestión de tesorería. Pero no sólo tiene ventajas para el emisor, gracias a endosar un pagaré la empresa que lo posee puede tener alternativas para cancelar sus deudas al margen del uso del dinero legal. Es decir que transmitiendo un documento, que al igual que el dinero tiene un valor nominal representado sobre el título, puede tener una alternativa a la generación de liquidez a través de fuente de financiación bancarias.

Situación económica actual

Las cuales en situaciones de crisis económica y financiera se han reducido mucho poniendo en serios aprietos a muchas empresas, en especial a las más pequeñas. Por eso endosar un pagaré puede ser una vía alternativa de generar liquidez, transmitiendo a sus acreedores sus créditos comerciales documentados en títulos valor. Y esto es lo que ocurrió con muchas empresas tras el boom inmobiliario.

La crisis hizo que los bancos y las desaparecidas cajas dejaran de descontar los pagarés de las promotoras inmobiliarias, por lo que muchas empresas subcontratistas y proveedoras del sector se vieron obligadas a endosar pagarés, pasa así cancelar sus deudas. Esta cesión del título valor implica que su tenedor actual, denominado en este caso endosante, lo cede a un tercero, que se denomina en este caso endosatario, permitiendo la circulación del título valor y por lo tanto una alternativa al sistema financiero tradicional.

Factores de endosar un pagaré

A la hora de cómo endosar un pagaré debemos de tener en cuenta que esta cesión implica que el endosatario sea un acreedor nuestro. Porque al fin y al cabo el título valor recoge un crédito que se transmite a otra persona, por lo que sólo hay dos motivos lógicos para hacerlo: saldar una obligación de pago con un tercero, o transmitir el título a un tercero que quiera obtener una rentabilidad a cambio de hacer líquido el pagaré al endosante, o persona que lo transmite. Eso es al fin y al cabo lo que hacen los bancos cuando practican el descuento, se realiza el endoso del pagaré a cambio de adelantar el importe nominal respecto de la fecha de vencimiento y a cambio de un interés.

Por lo tanto si te preguntas cómo endosar un pagaré, lo primero que tienes que tener claro es que la cesión implica que el nuevo poseedor, denominado endosatario, se pondrá en el lugar del acreedor inicial o endosante que transmite el título valor. Y para ello habrá que introducir una cláusula escrita sobre propio documento o título valor indicando a favor de quién se realiza el endoso.

Pero a la hora de cómo se endosa un pagaré hay que tener en cuenta que no se podrán ceder a terceros aquellos títulos valor que incluyan la cláusula “no a la orden”. Al no poder ser documentos efectivos a la orden de la persona que se designe, es decir el tercero denominado endosatario que se pone en lugar del acreedor inicial.

Resumen final

En resumen a lo anterior, endosar un pagaré es al fin y al cabo una de las capacidades que tienen los títulos valor, que al igual que el dinero de curso legal, tiene un valor intrínseco fijado por el nominal reflejado sobre el propio documento. Por lo que al ser un documento pueden ser transmisibles fácilmente. Simplemente una firma del endosante indicando quién es el endosatario sería suficiente para realizar la transmisión.

Ahora bien el endosatario tendrá que analizar bien la solvencia del emisor del pagaré, para evitar cancelar su crédito con el endosante a cambio de un crédito de peor calidad y menos probabilidad de cobro. De todas formas saber cómo endosar un pagaré nos permite una alternativa a la financiación bancaria y una forma fácil y legal de hacer líquidos nuestros créditos de origen comercial gracias a la cesión de pagarés.


Buscar Pagarés sin límites